lunes, 25 de febrero de 2013

Eso es algo muy diferente, y lo sabes

Que rico se ve ese cabrón, su pelo corto, pelo en pecho, camisa de cuadros, piel blanca, brazos peludos, ojos verdes, lástima (pensé) él va para allá y yo al contrario; minutos después regrese para ir al estacionamiento, lo veo nuevamente, me mira directo, y pensé ¿en serio? ese cabrón machín guapísimo ¿me mira?, lo miro, me acerco, estiramos la mano, saludos, presentaciones, y las típicas preguntas a dónde vas, - Digo: yo a ver a un amigo (ya tenía cita para coger), pero regreso en un par de horas, ¿y tú?; él dijo: pues espero a unos amigos pero ¿regresarás?- Dije, sí, para verte, si no quieres... él dijo, claro que sí, iré con mis cuates al cine, un par de horas después estaría bien; entonces, dije, te dejo mi cel, márcame... pero en vez de marcarme o guardarlo en contactos ¿lo apuntó en notas?; uta, que raro... me está bateando discretamente.

Me fui a ver a mi amigo con el ya había quedado, tuvimos una sesión intensa, regrese, mmmmhhhh cuánto espero a que me marque, mmmhhh si él entró a una hora a la película, tal vez sale a las... pero si se tardó más y entró a otra... lo esperaré un ratito para que marque... mmmhh no ha marcado, ya es tarde, mejor me voy... y de repente, aparece acompañado de un amigo, nos saludamos, y me aclaran que son sólo supermejoresamigas desdesiempre, ok, bueno... como te dije regrese, y dijo, sí ya veo, charlamos tarugadas, nos despedimos, los deje, yo ya estaba agotado, descargado y feliz por esa tarde.

Tres semanas y no llamó, el domingo temprano, un timbrazo en el cel, hola soy Tal, ahh que bien, cómo estás, qué cuentas, y dice, pues que re´wey de mi apunté tu cel en notas y no en contactos, y hoy lo descubrí y te marque de una vez (ahhhh mira, no te acordabas, ni te diste cuenta... ajá), pregunté ¿quedamos al rato para el cine?; claro que aceptaba, y dijo ok, pero me desocupo a las 2. A las 14 horas le envío mensaje, ya estoy aquí madrugué, ok te alcanzo, dónde estás, dijo: ya en la taquilla; él pagó los boletos y dijo, pero antes yo quiero comer, vamos a la comida rápida, acepte, ya formados dijo, abrázame de cuates, - yo con cara de ¿¿cómo??, -  e insistió: sí, necesito un abrazo de cuates; pensé no hay problema, muy bien y lo intenté, pero obvio que con toda mi torpeza y falta de experiencia abrazando hombretones peludos en público, lo hice mal, tanto que dijo así no, parece que abrazas al perro mejor así...

Después de comer, antes de la función, en una putivuelta por la plaza vimos a varios tipos, y comenzó a comentar: ese que me saludó lo conozco, anduve con él recién llegado a la ciudad, me cae bien y me gusta pero... y yo le dije, pues yo no, sólo lo he visto en el bar, nada más nos saludamos de quihubo y qué tal... e insistió, pues él tiene este problema y este otro, está mal el chavo, porque actúa así, y asa, mal, mal...por eso no anduve con él, más que siete días, y no, no puedo con todo lo que hace mal (pensé ¿entonces por qué sigues saludándolo si no te parece su estilo de vida,  si ni cuates son, ni nada?)

Metió su mano entre mi polo, me tocó el pecho, me pellizcó levemente una teta, le dije: ora cabrón, tú pierdes más fácil, tú traes abierta la camisa, puedo pellizcarte mejor; y me retó, inténtalo y verás, pregunté, ahhh ¿qué me harías?, él insistió "nomás acerca tu mano como si fueras a hacerlo", hice la finta... y que me da un agarrón de wevos, en pleno courtyard del fast food (o sea, la zona de comida de pobres, digo rápida), wey sólo hice el movimiento como tú lo pediste, amenazante pero no te toque, y muy divertido contesta, bueno para que veas que te puede pasar...?????

Y al bar X ¿no vas?, - contesto: uyy no, - pregunté ¿y eso?, - y comenzó a despepitarse, es que uno de los bartenders me super bulea (él no usó bullying, pero suena mejor, más joto, si bien dijo"acosa", y podía usar hostigamiento, pero no, este es un blog gay), una vez me lo encontré, charlamos, fuimos a comer, y me dijo que no tenía pareja por su trabajo, y como no, si él mismo dice que le dan buenas propinas, y muchas ofertas, todo mundo quiere con él y todos le dan dinero; también conozco  al bartender y dije, ahhh eso no me parece, es muy tranquilo, o bueno como trato muy relax a todo el personal; - pero él insistió: no, no a mi me hablaba a deshoras, borracho, me decía que todo mundo quería con él, que le ofrecían dinero, yo sí lo mande a la fregada, le dije pues te estás tardando, ya deberías tomar uno de esos que quieren mantenerte, yo no te he dicho nada y andas aquí rogándome, así le dije, es que de plano ya me traía muy mal y remató, cuando llegaba a ir al bar, se cuchicheaba con todo el personal, sus compañeros, mejor ya no fui....

Quiero un helado, dijo; ok vamos, ¿sabor?, este de vainilla y chocolate, y dámelo en cono, ¿y tú?, dije igual, vamos a probarlo, saque dos billetes, pagué, y preguntó si cooperaba, ¿te doy? y me le quede viendo (jugando con el albur que él había dicho sin querer), no entendió, caminamos y le explique el chiste, y un poco en serio, dijo, no seas vulgar, que corriente...me quede patipendejo por el comentario ¿?

Antes de entrar a la sala, se encontró con alguien, se super saludaron; y obvio, entendí que habían querido algo o habían tenido algo que ver, y el tipo no estaba nada mal, de pronto tras las presentaciones, explicaciones y comentarios amables; mi compañero empezó, a reclamarle en tono medio en serio, medio en broma, en ese estilo que los jotos dominamos para intensear en fría cordialidad: es que tú me dejaste plantado, nooo,  ¿pero tú qué opinas?, - yo nada, primero arreglen sus asuntos, a mi no me pongan en medio; - ¿te acuerdas? tú no me hablaste, sí te hable, pero me plantaste, cómo ves, (ya lo dije antes, no me incluyan), bueno a ver, apunta mi cel, sí lo tengo, yo igual, a ver marca, listo.

En cierto momento de la charla, yo veía al tipo, que rico se veía, guapo, extrañamente un tipo bien rasurado me gustaba, buen cuerpo, color de piel, pelo ondulado, patotas, manotas, un hombresote; y a mi cuate se le empieza a chorrear... el helado del cono, y comienza a lamer y dice, "le tendré que hacer una lavado de cazuela, ¿no?" luego se tuvo que limpiar con una servilleta porque escurría demasiado, y la servilleta quedó batida con helado y parecía papel de baño sucio y lo mostró y se rió de cómo lucía la servilleta, tras limpiarse por hacer "un lavado de cazuela" (o seaaaaa, me criticó por vulgar, por alburearlo, por aplicarle un juego homosexual de palabras, y él se vio finísimooooo).

Cómo viste a este tipo, preguntó - sólo dije, bien; y comenzó - uy noooo, pues es de lo peor, es de lo que te dicen sí llego y no llega, todavía, aquella vez, me confirmó ya llego como en 10, pero no, imagínate 4 veces me dejo plantado, me regresé de Toluca y me plantó, me regrese de Cuautla y me plantó, quedamos aquí y allá y me plantó; además ahí con él te comentaba sus malas actitudes, y no te pusiste de mi lado... - no, yo cómo; por eso dos o tres veces les dije que no me pusieran en medio y hablaran primero, yo no me meto como tercero... (si le cae mal, por qué charlaron tanto, por qué renovar votos, y celulares; o sea, sí sé lo de mantener una veladora encendida y eso, pero para qué tanta pinche vuelta e hipocresía).

Sentados en la oscuridad de la sala, le tomé la mano y acaricié su peludo brazo, y preguntó, ¿por qué me tocas así?, porque me gusta tu brazo y tus pelos, pero por qué, porque me gustas desde que te vi y te guste, por eso respondiste ¿no?, me puedo recargar en tu hombro; le dije hazlo por favor, y con confianza, y él acerco mi mano y su mano entrelazadas a su pierna, y jugueteando le toque leve y de volada el chile, y retire la mano, que se encabrona se separa y se sienta super enojado, ¿¿WTF??

Pasaron unos minutos, me dijo, jamás, jamás me vuelvas a tocar los wevos sin antes preguntarme... ahhhh ya, bájale, quien me tocó primero fuiste tú, frente a todos en la comida rápida; - dijo el muy mamón, cínico, culero, pendejo (creo el pendejo fui yo) - pero eso fue algo muuuuuuuuuuuuyyyyyyy diferente, y lo sabes, ya estás grande y tienes la madurez para entenderlo.... ¿¿¿¿???? me dedique a ver la película (error me hubiera largado en ese momento)

Salimos, voy al baño, ok te espero... para retomar la charla dije, en un momento de la película me quería dormir, luego se puso bien, y me gustó; - ajá, dijo - y continúe con el intento, mañana tienes mucho trabajo - sólo dijo, sí; - yo tengo que llegar a preparar cosas, comenté - ahh,yo igual, expresó - bueno ¿te quedas un rato más? pregunté - sí, me tomaré un café y luego me voy (claramente dijo, me tomaré; no dijo ¿quieres un café?) - ok, a veces entiendo rápido, le dije, te dejo, bye. ¿Saben cuándo vuelvo a salir con este cabrón?

No saludo a la gente que no me cae, y él acaba de ingresar a esa lista, no hablaré mal de él (no he dicho su nombre ni más características, para proteger a los inocentes (jajajaja)), pero tampoco con él, seguro. No me preocupa lo que diga de mí, ni tengo problema en haber gastado mi tiempo, dinero y esfuerzo en una salidita dominguera, lo que sí me caga es que me haya dado clases de buenos modales (no debes hablar mal de tus ex, o bueno nomás tantito, de algunos cuantos conocidos), de madurez (un albur es corriente y el otro no) y me hiciera ver que un agarrón de huevos en público, inducido por él; es muuuuy diferente a un toquecillo de wevos en la oscuridad de una sala, ¿seré tan pendejo para no entender las diferencias?


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Oye, muchachote... Este no ha sido tan bueno. Desatiendes tu estilo vigoroso, coqueto, agradable. Esta entrada te ha quedado muy aburrida, oscura y revuelta.

Ojalá la otra esté mejor.

Editor en Jefe dijo...

esperemos que sí, que la otra (aventura, vivencia, anécdota, putería) sea un poco más clara para todos, porque yo también sigo sin saber, ni interpretar qué chingados pasó

Fher Ikher dijo...

De huevita eh?