domingo, 16 de septiembre de 2012

Mi michoacanazo en Guadalajara

Sí, sí tengo obsesión con los michoacanos, ya les he comentado en otras ocasiones (Caminos de Michoacán, Las Rojas, El casirobamaridos y el casinovio) sobre mi Radar de Michoacanos, primero me gusta un tipo y luego resulta que es de dicho estado. Esta vez la fiesta de vaqueros sería en Guadalajara, y yo no iría, pero la suerte se pondría de mi lado, conseguí avión y hotel, y podría asistir a la fiesta vaquera.

El viernes, cruzo de Country hasta el centro para asomarme a El Condado Country Bar (Colón #434, entre Leandro Valle y Nueva Galicia, muy cerca de Las 9 Esquinas), una de las mejores cantinas gay del país; esa noche, fiesta vaquera nacional, atascadísimo el lugar, llena de hombres atractivos, provenientes de muchas partes del país, y obvio, otros no tan atractivos; uno en especial me mira, creo reconocerlo, sí, claro, un contacto de la red.

Nos acercamos saludamos, tiene carita de cabrón, cachondón, bigotito, de 1.70, machito, macizo, de Michoacán (ufff la suerte seguía conmigo) qué te late en el sexo, él preguntó; respondí, soy activo ¿y tú?, dijo:  me encanta mamar soy pasivo; ¿nos vamos, a tu hotel o al mío?. Fuimos al de él, más cercano a El Condado, por la vieja central, una zona descuidada de la ciudad, un tanto solitaria, sucia y pobre.

Comenzamos a besarnos, acariciarnos, rápido nos desnudamos, caímos en la cama, se alteraron las respiraciones, los latidos, mi verga se puso rígida, a punto, lo puse a mamar, lo hacía mal, ni pex, mejor le di vuelta, de una vez lo penetraría, caigo encima, acariciándolo, previo a la penetración y comienza a pujar, cada vez más fuerte, más agudo ¿¿...?? y de repente... la primera de muchas frases, "síiiiiii papi" que rico, dime que te gusta"...

Un tanto, contrariado, porque cuando cojo, no hablo (hay quien le encanta hablar o que le hablen), yo no, soy malísimo par hablar, me concentro chingón en coger y bueno, intente decir algo como "sí, que rico, me gusta" (tal vez en un tono súper neutro e impersonal, ajeno, desabrido) y él insistió "dime que me vas a hacer" dime si te gustan mis nalgas; le comenté sutilmente al oído, no acostumbro hablar cuando cojo, y unos instantes no insistió...peroooo

Volvió al ataque, "así papi, dime que te gustan mis nalgas, soy tu puta, cógeme, préñame.... ???????? WTF que chigados dijo??????? además cómo lo dijo, su voz ya era de una hembra en brama, de una teibolera, pujaba y hablaba como puta, se sentía una mujer... (habrá a quien le guste estos pujidos de putita, pero para mi no, nunca) nada más frikeante, chocante, y congelante, mi pene perdió dureza, bueno no, no perdió dureza, se cohibió a su  mínima expresión.

Me quite de encima de él, o, debería decir de ¿ella? le dije, perdón, me tengo ir, lo siento, me vestí de volada, no recuerdo si dijo algo, si me pidió que me quedara o "ni pedo" o, no sé... me ligue a un michoacano cabrón en un bar de vaqueros gay, y en la cama tenía a Yadira la princesa de la pista número 6, pero con bigote... salí de volada, me valió madres la zona, el riesgo, caminé lo más rápido que pude a la gasolinera, ahí tomé una taxi y le pedí me llevara de regreso a El Condado Country Bay... no mejor no, ya es tarde y esto fue jodidamente gacho, mejor a mi hotel, por allá por Country... (la buena suerte ya me había abandonado esa noche) acababa de tener mi michoacanazo en Guadalajara.

4 comentarios:

Javier dijo...

je,je... que buen relato compa, asi sucede a veces. Gracias por escribirlo, todavia me estoy riendo... no es que me burle de tu mala suerte, pero fue muy gracioso, je,je.

Creo que ahora se ha vuelto mas comun ver señores prietos, gordos, bigotones (como me gustan) pero que usan ropa interior de mujer, un poco bizarro en mi opinion, y puede hasta tener su lado cachondo, pero sorprende lo rudos se ven algunos de estos cabrones.

Josie dijo...

Jajaja! Me compadezco, debe ser decepcionante.
Fíjate que a mi me pasa algo parecido, porque cuando estoy con una vieja quiero que sea femenina, no un macho. En todo caso, prefiero volver a lo hetero.

Saludos!

Anónimo dijo...

Buena historia jaja... a mi tambien me enfrio devolada - sexualmente - cuando percibo alguna actitud femenina en la cama o si fajo con otro wey.

Jose M. dijo...

Soy michoacano y me rio mucho de tus aventuras con mis paisanos, ojalá tenga oportunidad de conocerte y dejarte una mejor impresión, yo ya tengo una buena impresión tuya con este blog audaz y ameno que siempre vale la pena seguir. Un abrazo. escribe alguna vez para saludarnos aqui en Morelia o en el DF. moreliano@mac.com